Bio-preparados y control de plagas en agroecología Copy Copy

Leccion
Materiales

Plagas y enfermedades comunes de la huerta urbana

Durante el ciclo de cultivo, es frecuente que aparezcan distintos problemas sanitarios como plagas y enfermedades. Sin embargo, no todos los insectos son perjudiciales para nuestra huerta. Hay insectos dañinos y otros benéficos. Los insectos dañinos se alimentan de las plantas y cuando su presencia ocasiona daños importantes forman una plaga.

En cambio, las especies benéficas (como los insectos polinizadores y los insectos “predadores”) tienen un rol muy valioso. Las abejas, pertenecientes al grupo de los insectos polinizadores, ayudan a obtener una mayor cantidad de frutos y de semillas, mientras que las vaquitas de San Antonio y las juanitas se definen como insectos “predadores”, ya que se alimentan de los dañinos y facilitan su control. Veamos a continuación las plagas y enfermedades más usuales de la huerta urbana y algunas alternativas agroecológicas para controlarlas.

Pulgón, mosca blanca y cochinilla 

Suelen hallarse en forma combinada. En general, atacan hojas y brotes de leguminosas, coles, cítricos y jazmines y provocan el enrulamiento y la deformación de sus hojas. También pueden detectarse a partir de un tizne negro en las hojas producido por el hongo Fumagina, el cual aparece debido a la excreta azucarada de los insectos. Utilice alcohol de ajo, agua y jabón blanco o aceite emulsionable para controlarlos.

Pulgones

Trampa amarilla

Corte una botella de lavandina (como muestra la foto o en forma de placa rectangular) y píntela con aceite usado de auto. Los insectos serán atraídos por el color amarillo y quedarán adheridos a la superficie.

Chinches

Se alimentan de la savia de las plantas. Cuando son pequeñas, dañan las hojas mientras que, en su estadio adulto, atacan los frutos –suele aparecer una zona con moho en el lugar de la picadura– y provocan que dejen de crecer. Prefieren los cultivos de berenjena, tomate, chauchas y coles. Se desarrollan entre la primavera y el verano y, durante el invierno, hibernan entre las hojas.

Bicho moro

Tiene gran voracidad y en ataques severos puede causar graves daños. Si bien prefiere la familia del tomate y la de la acelga, come las hojas de casi todas las especies. Es un insecto difícil de encontrar, ya que se esconde en la parte inferior de las hojas y abajo de la tierra, lugar donde completa gran parte de su ciclo biológico.

Además, tiene la particularidad de arrojarse ante alguna amenaza y de hacerse pasar por muerto. Se controla con macerados de bolitas de paraíso, de tabaco o con tierra de diatomeas –un sustrato de algas que se emplea tanto en polvo como disuelto en agua–.

Oruga

Se trata del estadio juvenil de ciertas mariposas y polillas que atacan una diversidad de especies. Como larvas, se alimentan de hojas. No obstante, existen diferentes tipos de larvas con distintos hábitos de alimentación. Utilice preparados de tabaco, paraíso o ají picante para su control.

Caracol y babosa

Se alimentan de hojas tiernas y tienen preferencia por las coles. Atacan por la noche y permanecen en lugares oscuros y húmedos durante el día. La trampa de cerveza es una técnica muy efectiva para tratarlos.

Trampa de cerveza

Seleccione un recipiente (puede ser una botella de plástico o un envase de tapa ancha). Con una tijera, realícele unas “ventanas” y entiérrelo al nivel de las aberturas. Llénelo con cerveza para que los insectos se ahoguen al caer. Al cabo de unos días, retire los moluscos y reponga la cerveza.

Hormiga negra

Las hormigas negras cortan las hojas y brotes de una gran variedad de plantas para llevarlos a su hormiguero. Son una seria amenaza para nuestra huerta en varios momentos del año. Consulte el apartado de preparados caseros para saber cómo controlarlas o busque más información en la bibliografía de la guía.

Hongos y virus frecuentes

El mal del almácigo o damping off es una enfermedad causada por un grupo de hongos que daña los plantines. Produce un estrechamiento de su tallo y los seca rápidamente. Se previene con el agregado de lombricompuesto en el sustrato del almácigo. En el caso de observar plantas infectadas, no vuelva a utilizar ese sustrato para preparar almácigos e incorpórelo a otros envases con plantas ya crecidas.

Por su parte, el Oídio es un hongo que afecta las plantas de la familia del zapallo y del tomate. Prospera en las épocas de alta humedad y temperatura y genera un velo blanco sobre las hojas que las seca al avanzar. Se controla con caldo bordelés.

Fragmento de Mi casa, mi huerta Schonwald y Pescio.

Biopreparados

Por Ines Castillo

Palabras clave: maceración, decocción, principio activo, amplio espectro.

La huerta familiar surge como una alternativa de consumo responsable y saludable, en este sentido prescindir de insumos químicos y entender los procesos naturales resulta fundamental para producir en línea con el ambiente.

Cuando hablamos de agroecología no podemos dejar de nombrar a los biopreparados, los cuales son una de las herramientas que tenemos  para llevar adelante una producción agroecológica. Los biopreparados son productos elaborados a partir de restos de origen vegetal o sustancias de origen mineral o animal, que ayudan a disminuir los problemas de plagas y enfermedades y mejorar el desarrollo de los cultivos. Se utilizan básicamente para promover  el crecimiento y mantenimiento del equilibrio del sistema de huerta. Lo que se busca no es eliminar un agente biótico, sino promover los mecanismos de control que existen en el sistema mismo. Los biopreparados promueven al sistema funcionamiento en general, por esto, muchos extractos fomentan mecanismos de defensa de las plantas, las nutren y así, estas no atraen plagas. Estos productos son una alternativa a los convencionales de síntesis química; no obstante su uso y aplicación deben ser analizados como todo insumo que se incorpora a un sistema con criterios de pertinencia y responsabilidad. 

Los biopreparados se pueden clasificar en:

 1- Insecticidas. 

2- Fungicidas.

3- Estimuladores de crecimiento.

4- Estimuladores de floración.

5- Enraizadores.

6- Complemento general.

En este tipo de preparaciones buscamos extraer el principio activo de las plantas que vamos a escoger según las necesidades que tenga nuestro cultivo. Por esto es muy importante saber en qué parte de la estructura de la planta se encuentra dicho principio activo.

Ejemplo: para hacer insecticidas hormiguicidas, podemos trabajar con el paraíso, en este encontramos el principio activo en su fruto maduro y lo extraemos mediante una maceración.

Es importante tener en cuenta que, aunque son productos orgánicos, algunos son muy tóxicos. Un ejemplo es el  eucalipto, en el que debemos implementar todas las medidas de precaución, es decir, guantes, barbijo, ambos . Algunos de estos preparados debemos utilizarlos en el entorno de nuestra huerta y no directamente sobre las plantas. Otros preparados son más suaves, como lo es el de la  cebolla, donde el principio activo está en la cáscara, también es un hormiguicida, pero es mucho más leve que el del paraíso, entonces podemos utilizarlo sobre las hojas que después vamos a consumir.

En el caso de los fungicidas  encontramos los de amplio espectro, como es en el caso de la cola de caballo. Para extraer el principio activo del Equisetum (cola de caballo) , el cual se encuentra en toda la planta, raíz, tallo, hojas, nosotros lo que vamos a hacer es una decocción. 

El principio activo se puede extraer de distintos modos, mediante el alcohol (son los etano solubles), mediante aceites (estos son los liposolubles) y después están los hidrosolubles, en los que vamos a extraer el principio activo a través del agua. La diferencia en este último es que algunos van a ser mediante maceraciones, en los que el agua no va a tener calor y en el otro van a ser por decocciones o infusiones.

En el caso de las decocciones vamos a necesitar más temperatura, por ejemplo, para hacer una decocción de cola de caballo, lo que nosotros extraemos son sales entonces necesitamos una cantidad de calor más elevada. En el caso de algunas plantas como la ortiga, donde nosotros encontramos el principio activo en sus  hojas, podemos hacer maceraciones. Lo que nosotros vamos a extraer es nitrógeno, esto nos va a servir para estimular el crecimiento de las partes verdes de algunas plantas. 

Todos los biopreparados se materializan a partir de reacciones químicas, por ejemplo, todo lo que van a ser las hormonas de crecimiento, las hormonas de floración y las hormonas de enraizar, no llevan calor, ya que este las desnaturaliza (destruye), entonces todas estas hormonas las vamos a obtener a partir de maceración. Algunos ejemplos: la  hormona para la floración, la cual la obtenemos a partir de la maceración de la cáscara de banana, hormona para enraizar, la vamos a hacer a partir del ácido salicílico  que extraemos de las ramas de sauce, siempre con la técnica de maceraciones.

Es muy importante que estudiemos e investiguemos a las plantas que vamos a utilizar para realizar nuestros preparados, a partir de esta investigación determinar cuál es el principio activo, en qué parte de la planta está y cuál es el tipo de biopreparado que vamos a hacer, si va a ser un insecticida, un fungicida o una hormona.

El biopreparado de Equisetum es uno de los más completos, porque el principio activo está en todas las partes de la planta, en ella vamos a encontrar el sílice, que es el mayor componente que tiene. Actúa  como fungicida porque hace que nuestras plantas sean más fuertes y resistentes al ataque de los hongos, también actúa sobre la pared celular siendo un activador de crecimiento y de la floración.

En la Ortiga, el componente que vamos a extraer es el nitrógeno y este va a trabajar sobre toda la parte verde.

Hormona de floración, el principio activo que le vamos a extraer a la cáscara de Banana es el potasio.

Nosotros estamos trabajando con formulaciones químicas, por esto es importante que entendamos cuáles son las necesidades de las plantas y no está de más recordar que, por ejemplo, para que una planta se desarrolle en su totalidad tiene que tener básicamente tres minerales. El Nitrógeno trabaja sobre toda la parte verde y sobre la hoja, entonce cuando vamos a incorporar biopreparados con principio activo de nitrógeno extraemos las hojas. Cuando nosotros incorporamos Potasio vamos a trabajar con todo lo que tiene que ver con la floración y la fructificación. Es importante no  incorporar una hormona de floración ni bien trasplantamos nuestro plantín, porque en realidad, en este momento no lo necesita. Vamos a colocar estas hormonas cuando la planta comience a florecer, quizás cuando recién lo trasplantamos, debemos incorporar, por ejemplo, cola de caballo que va a servir para trabajar sobre sus paredes celulares, entonces vamos a obtener como resultado plantas más fuertes, resistentes y tolerantes a los trasplantes.

El Fósforo es otro principio activo que nosotros le debemos incorporar a la planta, este tiene que ver con el desarrollo de la raíz y de la estructura de las plantas. Si necesitamos que se desarrolle una zanahoria, remolacha o cualquier tubérculo, nosotros vamos a tener que trabajar con abonos o biopreparados que sean ricos en fósforo, porque lo que nosotros vamos a buscar es el desarrollo radicular.

Para que desarrolle el brócoli o el coliflor, en el que nosotros consumimos sus flores, vamos a incorporar, decocción de cáscara de banana, para activar una buena floración. 

Una vez que están en floración los tomates y los morrones, conviene que en ese estadio le brindemos un riego con potasio, porque además de activar una mayor cantidad de flores, vamos a generar frutos más desarrollados y más carnosos.

Hay otros elementos que tienen que ver con las labores culturales como lo es la poda, con una buena técnica de la misma  podemos, por ejemplo, lograr una sandía más dulce. Si además de regarla con potasio, cuando se va desarrollando la guía de crecimiento después de la flor, podemos podarle la punta, todos los almidones y azúcares que iban a dirigirse hacia esa rama que nosotros podamos, se van a concentrar en la fruta, y eso hace que además de tener un fruto de mayor tamaño, tengamos frutos más dulces. 

Les dejamos el  siguiente documento del INTA, el cual busca ser una herramienta práctica de consulta para los huerteros. Contiene información básica sobre el uso y clasificación de los biopreparados, sus formulaciones, formas de preparación, aplicación y conservación: Cartilla_biopreparados_INTA

 

 

La siguiente bibliografía fue seleccionada con el fin de brindarles herramientas tanto para ampliar las distintos temáticas como también para utilizar de forma  didácticas en sus clases y a la hora de elaborar el proyecto final. 

 

PDFs

Videos