Huerta agroecológica

Leccion
Materiales

¿Que es una huerta?

Una huerta es un espacio en el cual se pueden cultivar plantas para comer. Es una manera de producir alimentos naturales, sanos, frescos y económicos. Para eso es muy importante cuidar la tierra, las semillas y el proceso de crecimiento de las plantas. Además, es un proceso natural en el que todos los cuidados se verán reflejados en la calidad de los productos, eso se ve potenciado si la huerta es agroecológica.

Además de brindarnos la satisfacción de comer lo que producimos en nuestra propia huerta, es una práctica que ayuda a tener una buena salud mental. No solo es divertida y entretenida, sino que también exige explotar la creatividad e incluso es una forma de realizar ejercicio.

¿A qué nos referimos con labores culturales? Las labores culturales son aquellas actividades de mantenimiento y cuidado que se llevan a cabo durante toda la producción de cualquier tipo de planta. Como por ejemplo limpiar el terreno, controlar maleza, fertilizar, trasplantar, sembrar, guiar las plantas, compostar, cosechar, etc. Las labores culturales pueden ser terapéuticas y fortalecer los vínculos familiares.

¿Qué beneficios trae la huerta?

  • Autoabastecimiento: El autoabastecimiento nos permite crear una forma de autonomía, ya sea personal (en nuestras casas) o colectiva (si se produce como país) de nuestros propios alimentos.

  • Educación alimentaria: Estrategias educativas diseñadas para facilitar la adopción voluntaria de conductas alimentarias y otros comportamientos relacionados con la alimentación y la nutrición propicios para la salud y el bienestar. Estas estrategias están enfocadas en el desarrollo de habilidades de los sujetos para tomar decisiones adecuadas en cuanto a su alimentación y en la promoción de un ambiente alimentario propició. Las acciones de educación nutricional se desarrollan en los ámbitos individual, comunitario, y político. 

La educación alimentaria se logra más allá del salón de clases, involucrando a toda la escuela, las familias y la comunidad. Por ello el establecimiento de huertos escolares pedagógicos logra enlazar las lecciones con la práctica y genera un ambiente   favorable para una buena nutrición y presentación de opciones alimentarias saludables.

  • Alimentación saludable: Proporciona alimentos variados para toda la familia, durante todo el año o por varios meses. Fortalece la integración familiar. Permite una producción segura y sana de alimentos sin pesticidas.

  • Ferias y mercados alternativos (con una mirada inclusiva):  Las huertas producen ingresos a las familias productoras con la comercialización de productos del huerto en el largo plazo, al tiempo que se mantiene un precio justo para los consumidores.

 

¿Por qué una huerta agroecológica?

Se entiende por agroecológico a todo sistema de producción sustentable en el tiempo que, mediante el manejo racional de los recursos naturales, contemplando la diversidad biológica y sin la utilización de productos de síntesis química, brinde alimentos sanos y abundantes, manteniendo o incrementando la fertilidad del suelo. Por lo tanto, se considera agroecológico a aquellos alimentos, en general vegetales y frutas, que en ninguna etapa de su producción intervienen fertilizantes, herbicidas o pesticidas químicos, como así tampoco en los suelos donde son cultivados.

Llamamos agroecológico a la producción que tiene como base la aplicación de procesos mediante los cuales, la «circulación» de las plantas sobre el terreno fabrica la fertilidad para el cultivo siguiente. 

La producción agroecológica es la diversificación de cultivos, que tienen un esquema estricto de rotación. Todo ello lleva a entender que la producción agroecológica es mucho más que el no uso de químicos.

 

¿Por qué no utilizar plaguicidas?

Los plaguicidas agregados al suelo y su destino en el ambiente

El destino de un plaguicida en el ambiente está gobernado por los procesos de retención, de transporte y de degradación, como por su interacción. Estos procesos suelen ser los responsables de la disminución de la cantidad original aplicada de plaguicida. Que un proceso predomine sobre otro va a depender de las propiedades físico-químicas de los plaguicidas y de las características del suelo.

Una vez que ingresa al suelo, el plaguicida se reparte en las fases sólida, líquida y gaseosa:

  • En la fase líquida está disponible para ser transformado o degradado química, física o microbiológicamente a otros compuestos; o transportado por el agua hacia horizontes más profundos y finalmente llegar al agua subterránea;

  • En la fase sólida es retenido con diferente fuerza en lugares de enlace de los coloides orgánicos (materia orgánica) e inorgánicos (arcillas) del suelo. En esta situación, los plaguicidas pueden migrar transportados por el agua, en un proceso conocido como erosión hídrica, o transportados por el aire, proceso conocido como erosión eólica.

  • En la fase gaseosa es incorporado a la atmósfera cuando se volatiliza desde el suelo o desde el agua que se encuentra en el suelo.

Consumo de plaguicidas en Argentina

La producción de granos en Argentina se ha incrementado tanto en superficie cultivada como en rendimientos. Desde que hay registros, en  1970-1971 la superficie sembrada fue de 19.411.550 ha y en 2012-2013 alcanzó las 35.965.843 ha, lo que representa un incremento del 185,3% de superficie sembrada. Con respecto a los rendimientos, el incremento fue de un 416,4% pasando de 22.498.308 Tn a 103.796.664 Tn en igual período de tiempo (SIIA, 2014). En este contexto de aumento de la productividad, se plantea el uso de agroquímicos para el control de malezas y plagas. En la Figura 1 se muestran los porcentajes de venta de fitosanitarios, agrupados en fragmentos funcionales, para el período Enero-Diciembre de 2013.

Figura 1: Distribución de plaguicidas en fragmentos durante Enero-Diciembre de 2013 (Libro INTA 2015).

Se puede observar que el glifosato representa el 65% (182.484.206 L) del total de los plaguicidas utilizados (281.652.245 L). Sin embargo, en este estudio se menciona que ha aumentado en mayor proporción el uso de otros herbicidas debido a la aparición de malezas resistentes. En un ranking de los 15 productos más usados durante el año 2013, aparecen: glifosato, 2,4-D, atrazina, diclosulán, cletodin, azoxystrobina + cyproconazol, rynaxypyr, haloxifop, clorpirifos, flubendiamide, trifloxystrobin + cyproconazol, pyraclostrobin + epoxiconazol, S-metolaclor, dicamba y tiametoxam + lambdacialotrina. 

El actual modelo de agricultura industrial o modelo extractivo ha pretendido que la química (en este caso, los plaguicidas) controle a la biología, simplificando así la toma de decisiones. Sin embargo, dentro de este modelo, no se ha tenido en cuenta que el uso excesivo de plaguicidas pone en riesgo tanto a la saludo humana como al recurso suelo, debido a que se disminuye la capacidad deeste último para cumplir con una de sus funciones vitales que es actuar como reactor bio-físico-químico.  

Según datos de la FAO (2015), respecto de la utilización de herbicidas por superficie arable por país, Argentina está en el segundo lugar de mayor utilización de herbicidas por hectárea en sus sistemas productivos. Sin embargo, este uso intensivo de herbicidas no se ve reflejado en un mayor rendimiento por hectárea comparado con otros países como Estados Unidos, Alemania, Francia y Dinamarca, donde hay una mayor eficiencia en la producción de granos por cantidad de herbicida empleado. El principal objetivo del modelo actual es maximizar la renta con una mirada de corto plazo, poniendo en situación crítica al Sistema Agroalimentario Argentino en el mediano y largo plazo. Por otra parte, algunos estudios indican que, si bien los rendimientos en toneladas de cultivo por hectárea han aumentado en diferentes porcentajes para diferentes cultivos, la capacidad de captación de esa ganancia por parte del productor agropecuario argentino es menor debido, justamente, a que hay una transferencia de esa rentabilidad a las empresas que producen y venden los paquetes tecnológicos de altos insumos, esto indica una baja eficiencia productiva de Argentina. Sumado a que las empresas que producen y venden plaguicidas son en su mayoría internacionales y/o multinacionales, existe una pérdida en la competitividad de los productores locales (aquellos capaces de garantizar un desarrollo territorial eficiente) y, a su vez, esa captación de ganancia por parte de las empresas multinacionales no queda dentro de las fronteras nacionales, sino que contribuye a una fuga de divisas al exterior.

Luego de consultar el material brindado en esta unidad, los/as  invitamos a  profundizar en la temática “agroecología”. Conocemos ya los beneficios de una alimentación y producción agroecológica, sabemos que es posible y creemos que el mejor lugar para impulsar y comenzar esta actividad es desde las escuelas…les compartimos el siguiente documental que creemos que les va a interesar y es un material más que valioso.

Luego de ver el vídeo pueden participar del siguiente foro: ¿Que es la agroecología?

La siguiente bibliografía fue seleccionada con el fin de brindarles herramientas tanto para ampliar las distintos temáticas como también para utilizar de forma  didácticas en sus clases y a la hora de elaborar el proyecto final. 

PDFs

Videos